Bon Iver – Más allá del folk

Bon Iver, o lo que es lo mismo el proyecto musical liderado por el cantautor norteamericano Justin Vernon publicó el pasado mes de junio el que es su segundo larga duración llamado igualmente Bon Iver. Vernon  es un artista que ha calado muy rápido en la escena musical norteamericana; tal vez sea por las peculiares circunstancias y hechos que lo han rodeado, como el haber superado una grave enfermedad o haberse encerrado durante 3 meses solo en una cabaña de un bosque perdido de Wisconsin para grabar su primer álbum For Emma, Forever Ago. Este tipo de situaciones han hecho que se empiece a formarse un halo de mito musical a su alrededor pese a su corta carrera, y probablemente a darle un impulso adicional al que ya tenía a causa de su gran talento. ¿Y qué es lo que nos ofrece Bon Iver?… Su obsesión por la voz de falsete, un sonido ensoñador, a veces atmosférico, a veces distorsionado; una instrumentación muy personal y sofisticada pero sin peder un ápice de calidez, algo que va más allá de lo que es el folk actual. Como siempre pasa cuando un álbum de debut es muy bueno al segundo enseguida le salen detractores en cuanto se observa el más mínimo cambio; con Bon Iver no podía ser de otra manera, pero es que los músicos evolucionan, el propio Justin lo explicó en una entrevista: ya no se inspiraba para realizar sus canciones cogiendo una guitarra y tocando unos acordes, ahora lo que buscaba era crear un sonido desde cero y construir la canción a partir de él. Todo esto es lo que nos ofrece el segundo disco de Bon Iver. 

Para ilustrar la entrada y que podáis disfrutar de algunas de las canciones del disco, aquí tenéis el vídeo de Calgary, el primer sencillo extraído del mismo.

 

 

Un dato bastante curioso sobre este disco es que muchas de las canciones del álbum tiene como título el nombre de un lugar, solo que unos son reales y otros no los; tal vez estos últimos tan sólo existan en el universo paralelo de Justin Vernon.

 

 

Elegir una segunda canción para esta entrada ha sido de lo más complicado, así que al final tras darle muchas vueltas he optado por la canción que abre el disco, Perth; introducción ideal para las pequeñas maravillas que vienen después (y que os aconsejo no os perdáis)

 

 

Cuando termino de escuchar la música de Bon Iver, es como si todo estuviese en su sitio y no hubiesen problemas, me encuentro bien…

 

Pepe
Últimas entradas de Pepe (ver todo)

Deja un comentario

15 + 13 =

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial