Ben Gibbard: Former Lives

 

Pese a que ya han transcurrido más de quince años desde el inicio de su trayectoria musical, se nos hacía difícil pensar que un artista tan consagrado como Ben Gibbard no hubiese publicado todavía un disco en solitario, y es que estamos muy acostumbrados a que los componentes de casi cualquier formación de éxito inicien una trayectoria en solitario a la primera oportunidad que les surge. En el caso de Ben Gibbard tras publicar nueve álbumes con los Death Cab For Cutie y sin contar su participación en The Postal Service, fue el pasado 16 de octubre cuando dio este nuevo paso en su carrera. Una nota a tener en cuenta es que se trata del primer trabajo que ha publicado tras su traumática ruptura matrimonial con Zooey Deschanel del pasado año; dada esta circunstancia la primera pregunta que nos surge es si este hecho ha tenido alguna influencia en este nuevo disco; la respuesta es que aparentemente no mucho, ya que según el propio Ben la mayoría de temas incluidos en este álbum son canciones compuestas para los álbumes de los Death Cab For Cutie pero que fueron es su momento descartadas por apartarse un tanto del estilo de la banda, remontándose algunas incluso al año 2004. Tras escuchar el álbum si es cierto que algunos de los temas incluidos en el álbum se alejan de lo habitual en los Death Cab For Cutie, pero otros en nuestra opinión podrían haber formado parte sin ningún problema de cualquiera de los anteriores discos de esta formación.
Como presentación del debut en solitario de Ben Gibbard, a continuación tenéis el videoclip de su tema Teardrop Windows:

 

 

La verdad es que si Ben Gibbard tiene aspecto de algo desde luego no va ser de chico malo, por más que lo pudiera intentar.

 

 

Portada del primer trabajo en solitario de Ben Gibbard:

 

Ben Gibbard:

 

Para cerrar esta breve presentación del Former Lives con el que debut en solitario Ben Gibbard, a continuación vais a poder escuchar Bigger Than Love, muy probablemente el mejor tema de todo el disco:

 

 

Former Lives es un excelente disco que no puede ser pasado por alto, pero a esta alturas nos cuesta imaginar a Ben Gibbard al margen de los Death Cab For Cutie, banda de la que es alma mater e hilo conductor. Nos parece muy bien el que los líderes de grandes bandas hagan discos en solitario pero creemos que Ben Gibbard ni lo necesita ni le aporta nada extraordinario a su trayectoria musical.

 

Recordad que en nuestra página del Facebook podéis encontrar algún que otro contenido adicional.

 

Pepe
Últimas entradas de Pepe (ver todo)

Deja un comentario

5 × cinco =

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial