The Kooks: Junk of The Heart – Buscando la madurez

Cuando hace ya algún tiempo nos llegó la noticia de que The Kooks iba a publicar nuevo álbum, la primera pregunta que nos hacíamos era si iban a dar un paso adelante para liberarse de esa imagen de banda para adolescentes y tomar la senda de la madurez musical, senda que sin duda les permitiría aprovechar todo el talento que llevan dentro. Junto a la noticia de la publicación del nuevo álbum también nos llegaba un tema, Saboteur (ver en esta entrada), excelente tema que nos hizo albergar muchísimas esperanzas de que nuestros deseos pudieran verse cumplidos. Al final ha llegado septiembre y ha llegado Junk Of The Heart; Saboteur sorprendentemente ha desaparecido del álbum, y ese paso adelante que tan esperanzados nos tenía se ha quedado en nada más que un «pasito». The Kooks han conseguido publicar un buen disco, homogéneo en sus temas y bien producido, pero siguen sin aprovechar todo su potencial, es un disco escuchable y divertido, pero no han conseguido darle el toque de seriedad que pretendían. Probablemente será un gran éxito comercial (ojalá todo el mainstream fuera como este disco), pero esperábamos algo más. En Junk of The Heart encontramos pop melódico con influencias de los 60’s y del britpop de los 90’s, melodías sencillas  y alegres que por suerte no llegan a ser demasiado empalagosas, todo ello acompañado por letras bastante flojas como por desgracia es habitual en The Kooks.  Un disco que nos va a entretener y con el que vamos a pasar buenos momentos, pero sin grandes pretensiones musicales. Solo nos queda esperar que que a este pequeño pasito hacia la madurez le vayan siguiendo otros más en el futuro.

Para dar sonido e imagen a esta entrada, os propongo un par de temas de este álbum, el primero de ellos el que sirve como apertura del mismo, Junk Of The Heart (Happy):

 

 

Buen tema y buen sonido, tan sólo tiene la pega de que en algunos momentos deja un regusto un poco dulzón, ya sabéis, hay que controlar al máximo la dosis de edulcorante…

 

 

Como segunda canción y vídeo del día, aquí teneís Is It Me, el primer sencillo extraído del álbum; otro tema lleno de vitalidad y muy pegadizo que demuestra que The Kooks mantienen su apego por el sonido adolescente:

 

 

Este vídeo nos puede servir como metáfora para comprender el nuevo trabajo de esta banda: Luke Pritchard avanzando contra la corriente del mainstream, pero lo hace muy despacito, apenas avanza; esperemos que en el futuro aligere el paso. Mientras tanto pasemos un buen rato con Junk Of The Heart.

 

Pepe
Últimas entradas de Pepe (ver todo)

Deja un comentario

16 − dos =

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial